Hace unos meses realizamos una cirugía de liberación del nervio de Baxter. Esta  patología  consiste  en una talalgia de origen neural, exactamente producida por una compresión de la primera rama del nervio plantar externo a su paso por la zona interna del túnel tarsiano. En numerosas ocasiones se confunde con Fascitis plantar y/o espolón calcáneo, sobretodo en sus primeros síntomas.Pero con frecuencia, también podemos ver asociadas ambas patologías.

la fisiopatología consiste en un exceso de presión de la rama nerviosa producido por la fascia profunda del músculo adductor del I dedo con la zona medial del músculo cuadrado plantar. La causa más frecuente es la alteración biomecánica; pies con exceso de pronación donde se observa un exceso de tensión fascial  interna dando lugar a una irritación nerviosa, y por otro lado, en pies cavos acentuados donde existe una retracción fascial  e hipertrofia del musculo adductor del I dedo.

Anatomía nervio de Baxter

En el diagnóstico, es primordial la anamnesis del paciente y la clínica que presenta. Comúnmente se observa dolor a la palpación en zona interna del talón en el recorrido del nervio, y en estadios más avanzados aparece parestesia en zona interna e incluso dolor en reposo, pudiéndose acompañar con eritema en la zona debido a la congestión. Además se puede observar perdida de la movilidad en abducción del V dedo, ya que esta rama aporta inervación motora al músculo abductor del V dedo.

En este caso, paciente que llevaba casi 2 años con sintomatología , y que tras tratamientos conservadores no evolucionaba favorablemente. Se propuso liberación del nervio mediante cirugía.

la cirugía consiste en eliminar la tensión mediante liberación de la fascia profunda del adductor del I dedo. Depende del grado de tensión , se puede acompañar de fasciotomia del fascículo medial y/o incisión del vientre muscular  parcial o total del adductor del I dedo como podéis ver a continuación;

image

image

image

 

 

Primera cura a la semana postquirúrgica

image

Retirada de puntos a las tres semanas

Revisión a los tres meses postquirúrgico

image

Compartir en...
Share on FacebookTweet about this on Twitter